Consecuencias de la Independencia de México

La independencia de México fue el resultado de un arduo y violento proceso político y social. Gracias a este, finalizó el dominio español en tierras mexicanas. A pesar de esto, la fuerte crisis política no permitía decidir el camino que debía tomar la nación.

consecuencias de la independencia de mexico

Rate this post

¿Cuales fueron las consecuencias?

Crisis política

Diferentes grupos políticos con ideales muy distintos entre sí, lucharon durante la guerra de independencia. Cuando el proceso terminó, debían buscar un plan guía para dirigir a la nación.
Sin embargo, no fue sencillo. Cada grupo quería tomar el poder, lo que terminó en numerosos golpes de estado que debilitaban a la nación. En 30 años, después de la independencia, hubo alrededor de 50 gobernadores.
El Ministerio de Finanzas no fue la excepción. Alrededor de 112 personas lideraron este ministerio durante 1830 y 1863.

Crisis económica

Después de la guerra de independencia, la nación se vio sumergida en una crisis económica. Mientras estuvo bajo el dominio español, México basaba su economía en la producción industrial, la agricultura y la minería.
Los obreros que trabajaban en estas áreas fueron quienes estuvieron combatiendo en la guerra. En ella murieron alrededor de medio millón de personas. Cuando finalizó el proceso, los campos estaban abandonados y muy pocas personas sabían trabajar en ellos.

Las minas de donde se extraían oro y plata (importantes minerales para la economía mexicana) habían sido abandonadas también. El territorio en el que se encontraban había sido fuertemente afectado por la guerra.
La solución más conveniente que los gobernadores del momento implementaron fue la exportación de productos. También decidieron crean más monedas. Estas medidas incrementaron la inflación de la nación, agravando el problema.

Se elimina el sistema de castas

La sociedad novohispana estuvo organizada, desde sus inicios, bajo un sistema de castas. Este consistía en separar a las personas mediante rangos que determinaban las actividades a las que debía dedicarse cada grupo. Esta división se basaba en la raza, familia y lugar de origen de la persona.
Tras la independencia, este sistema se abolió. La educación y la experiencia militar, por mencionar algunas áreas, eran los caminos mediante los que se podía llegar a ejercer un cargo público o político.

Constitución de 1824

Gracias a un grupo de federalistas, se creó en 1824 la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos. De esta manera, la nación quedó organizada en 19 estados y 4 territorios.
Además, se estableció un lapso de 4 años como periodo presidencial y la división del poder continuó siendo la misma: poder ejecutivo, legislativo y judicial. Por su parte, los centralistas decidieron que el catolicismo fuera la religión principal.

El cura Hidalgo había realizado un decreto en 1810 para abolir la esclavitud, pero no fue hasta la creación de esta constitución que se prohibió definitivamente.
1824 también fue el año en que se eligió al primer presidente de México, Guadalupe Victoria.

Sus decisiones lograron dirigir a la nación a instaurar una república federal con poderes autónomos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *